8.000 km por cannabis


[Total:0    Promedio:0/5]

8.000 km por cannabis medicinal es lo que ha recorrido una familia española que se encuentra en Estados Unidos para intentar salvar las vidas de sus dos hijos con un tratamiento basado en el cannabis. Se arriesgan a no poder volver a España, ya que existe un vacío legal en cuanto al consumo infantil de cannabis para uso terapéutico.

Vanesa y Javier son dos padres de Jaén residentes en Colorado Springs (EEUU) desde hace más de un año. Sus hijos son los únicos niños españoles habitantes en Colorado consumidores de marihuana alta en cannabidiol.

Pablo y Álvaro son gemelos y nacieron con 33 semanas de gestación. Su crecimiento fue totalmente normal. Sin embargo, a los 15 meses tuvieron su primera convulsión febril. Los médicos no le dieron mayor importancia.

planta de marihuana

Marihuana con la que extraen aceite de cannabis. Foto: KONY

Padecieron nueve crisis febriles más durante los dos años siguientes, que fueron controladas a través de medicamentos anticonvulsivos. Pero tiempo después, cuando cumplieron 4 años, al bajarse de unos castillos hinchables perdieron la movilidad total de las piernas, los dos al mismo tiempo.

Tras aquella crisis, fueron diagnosticados de epilepsia mioclónica. Les notificaron que iba a ser muy fácil de controlar con algún medicamento. Pero nada más lejos de realidad.

Tras mucho tiempo usando medicamentos tradicionales sin éxito, en mayo de 2014, a través de un familiar residente en Suiza, conocieron el caso de una niña llamada Charlotte, residente en Colorado (EEUU) que padecía síndrome de Dravet. Charlotte había controlado sus crisis en un 90% gracias a un aceite de marihuana.

Se mudaron a Colorado Springs en septiembre de ese mismo año, ya que es el único estado de EEUU en el que el consumo de este aceite basado en marihuana, es legal.

Pero no todo son ventajas, ya que el simple hecho de someterse a un tratamiento basado en cannabis, les impedía poder salir del Estado de Colorado, aunque actualmente cada vez son más los estados en EEUU que tienen legalizado el consumo de marihuana. De momento, no pueden volver a España ya que existe un vacío legal importante sobre el consumo de cannabis en menores, aunque sea un uso terapéutico.

planta de marihuana

En Colorado extraen de ésta planta aceite de cannabis. Foto: KONY

La marihuana alta en cannabidiol está compuesta en su mayoría por cepas de CBD, con las que se produce el aceite.

La ausencia de efectos psicoactivos hace que el CBD haya sido administrado con éxito a niños sin causarles efectos psicotrópicos.

La adquisición del tratamiento debe ser firmada por dos médicos autorizados. Si no se posee dicha firma, el tratamiento no puede llevarse a cabo.

El aceite es producido y distribuido por una fundación llamada Realm of Caring. La variedad del aceite lleva el nombre de la web de Charlotte y su precio es de 250$ por frasco de 100 ml. Cada frasco dura 23 días.

Gracias al aceite de marihuana no tienen convulsiones desde hace 4 meses. Al ser neuroprotector, ayuda a que la enfermedad no avance tan rápido. Admiten que desde que consumen este aceite, la enfermedad se ha estabilizado. Al no sufrir ninguna crisis epiléptica, han mejorado su estado general.

Pev Grow

Vía: Tatiana Ojeda Bermúdez  para www.lainformacion.com

 

the author

Aprendiendo y aportando conocimiento cada día al sector cannabis. Escribo noticias de actualidad y entradas relacionadas con el cultivo del cannabis. Aunque los resultados pasados sean muy positivos, recuerda: siempe son mejorables.

No comments yet.

HAVE SOMETHING TO SAY?