[Total:0    Promedio:0/5]

La poda es imprescindible para obtener un adecuado cultivo de marihuana. Mediante la poda las plantas adquieren la forma idónea y fuerza que a la hora de cultivar queramos obtener. Si el cultivo es interior es conveniente hacerlo para que las puntas no se desarrollen y todas tengan la misma altura para que la cosecha sea abundante. En cambio, en el cultivo exterior es recomendable hacerlo para que no sea muy llamativo.

La poda trae muchos beneficios y es sencilla. Por un lado, destacamos que no es bueno podar hasta que no haya al menos cuatro brotes. Para efectuar una buena poda es importantísimo tener los materiales correctos, como una tijera bien afilada, limpia y desinfectada. Cuidado no podemos en exceso ya que eso va a repercutir en el cultivo y puede hasta echar por tierra nuestra cosecha de marihuana si se poda en exceso. Se recomienda así mismo podar cuando las flores bajas empiecen a crecer.

A continuación vamos a ver algunos tipos de poda.

tijera para podar marihuana

tijera de caero para podar de www.piensaenverde.eu

Poda del ramaje

Hay que eliminar los ramajes malos de la planta situados en las partes inferiores para que así no repercuta en las superiores y el cultivo de marihuana no se vea afectado, ya que así vamos a lograr que llegue todo lo bueno a las partes altas de la planta y así obtener un cultivo de marihuana lleno de cogollos.

Poda de hojas deterioradas

Para ver si está dañada o no una hoja la observaremos con atención y si vemos que la mitad de la planta está afectada hay que eliminarla de inmediato ya que hay muchos insectos y hongos que han podido causar el daño y debemos evitar que se propague. Para evitar que se pudra nuestro cultivo de marihuana es aconsejable eliminar las hojas y también el peciolo, que es es el rabillo que une la lámina de una hoja al tallo de la planta.

Podadora de marihuana

Podadora Samurai de www.piensaenverde.eu

Poda de hojas grandes

A pesar de que muchas opiniones expertas están radicalmente en contra de eliminar las hojas grandes porque eliminan potencia a los cogollos de las plantas de marihuana y eliminan un gran aporte energético y de alimento a la planta en caso de que ésta la necesite durante su cultivo, no es malo recordar que si poseemos varias hojas grandes a punto de caramelo y hay alguna enferma, es mejor prevenir que curar, aunque ahí ya queda el criterio de cada persona que haga el cultivo de la planta.

Poda fim

Para engordar tus cogollos, puedes probar a hacer ésta técnica que consiste en recortar casi toda la yema de la planta madre, con lo que con una yema, la punta restante puede obtener varias yemas.

Poda apical

Suele ser de las más usadas tanto en interior como en exterior ya que nos va a permitir controlar la altura de las plantas de un modo cómodo, fácil y productivo. Con esta poda sabemos que nuestra planta de marihuana ya no va a crecer más pero si lo realizamos de un modo limpio, con aparatos y tijeras esterilizadas y por supuesto, habiendo regalo antes de podar, vamos a tener una planta de marihuana bien controlada y un cultivo que va a darnos una cosecha maravillosa.

Piensaenverde

 

COMPARTE