Iluminación y cultivo interior


[Total:1    Promedio:5/5]

Iluminación y cultivo interior. Para que las plantas crezcan fuertes y sanas es necesario que  tengan luz sea del interior o del exterior para así poder dotar a la planta de marihuana de  vitamina D, necesaria para el crecimiento y fortaleza de la planta que le dará una mayor calidad en el resultado final.

Es cierto que no vale cualquier tipo de iluminación  y será necesario variarla según el momento de cultivo en el que se encuentre. Si nos encontramos en verano se recomienda siempre el cultivo exterior ya que las plantas quedarán menos expuestas a cualquier tipo de virus o enfermedad y pasarán más tiempo con luz natural, al contrario de lo que ocurre en la estación invernal. Vemos pues, que hay dos factores muy a tener en cuenta, como son la iluminación de la planta y la temperatura que va a soportar nuestro cultivo

Tubo de luz fluorescente

Iluminación fluorescente para tus cultivos de interior. Piensaenverde

Por lo tanto no es tan importante si la luz artificial que le vamos a dar a nuestra planta en el cultivo, va a ser más o menos potente, sino que lo realmente importante va a ser adaptarse a la fase de cultivo en la que nos encontremos. Una luz fija y potente puede producir un exceso de calor según en el estado de crecimiento en el que nos encontremos. Así que lo mejor sería si queremos tener un cultivo óptimo, tener un tipo de iluminación para cada fase, entre las que vamos a destacar:

 

Fase de crecimiento:

En la fase de crecimiento se recomienda el uso de lámparas halógenas metálicas y que la intensidad no sea muy elevada. Con 300 vatios es suficiente.

Fase de floración:

Deberán de ser las de HPS, es decir, de sodio de alta presión.

Bombilla de led.

Bombilla de led para cultivos de interior. Piensaenverde

 

 

En ambas fases se debe contar con un balastro digital que nos ayude a regular la intensidad de las dos lámparas, que teniendo un precio superior a los magnéticos, da a darnos unos resultados correctos y sin error. La altura en la que vamos a situar las lámparas para nuestro cultivo de marihuana, es otro aspecto que hay que calibrar, ya que a mayor cercanía, también será mayor el calor que obtenga pero no dará a tantas plantas como si lo situamos un poco más alejado.

No podemos olvidar después de todo lo descrito, los diferentes tipos de iluminación genéricos que hoy en día existen en el mercado para aquellos que se adentran en cultivar marihuana en el interior.

Reflectores:

Dan un excelente resultado ya que la luz que dan llega por igual a todas las plantas, eso sí, teniendo en cuenta que los reflectores refrigerados se pueden poner más cerca, porque dan más luz, pero no queman las plantas y los de gran alcance deben de ponerse más lejos, para que abarquen el mayor número de plantas posibles.

Bombillas:

Podemos tenerlas de 3 tipos: las iluminación de crecimiento, que emiten una luz más azulada y menos intensa; las de floración, que emiten una luz rojiza, más potente y las de crecimiento y floración.

Leds:

Son casi el presente en cuanto a resultados y consumo energético ya que a pesar de no desprender tanto calor, consumen mucho menos y combinados con kits de 400-600w darán unos resultados espectaculares.

 

the author

Aprendiendo y aportando conocimiento cada día al sector cannabis. Escribo noticias de actualidad y entradas relacionadas con el cultivo del cannabis. Aunque los resultados pasados sean muy positivos, recuerda: siempe son mejorables.

No comments yet.

HAVE SOMETHING TO SAY?