En general, cualquier planta crecerá más rápido y producirá rendimientos más altos si su entorno es propicio y los cultivos de cannabis no son la excepción. Ellos definitivamente crecerán y se desarrollaran plenamente proporcionando a su cultivador una buena cosecha si se cumplen las condiciones necesarias para un ambiente ideal.

Obviamente, una planta estresada no es capaz de producir mucho en comparación con otra sin estrés. Hay diferentes factores que contribuyen a sembrar el estrés y aquí están algunos de ellos:

  • Deficiencia de agua
  • El exceso de riego / Ahogamiento de Raíces
  • La exposición a la luz UV
  • Nutrientes no apropiados, tóxicos
  • La exposición a los ácidos
  • Temperaturas Extremas
  • Malas condiciones del Medio Ambiente y Medio de Crecimiento
  • Fotoperiodo Intermitente
  • Muy baja intensidad de luz
  • Daños debido a una poda inadecuada

cura-para-el-estresEl estrés sin duda tendrá un efecto significativo en el crecimiento de la planta. Si no se controla, puede dificultar en gran medida su proceso de crecimiento. Aunque algunos casos muestran que el estrés puede aumentar la producción de resina en tu planta, el lento crecimiento reprimido e irregular, sin lugar a dudas, ensombrece dicho beneficio.

Otro concepto erróneo entre los cultivadores es la idea de que puede mejorar el crecimiento de las plantas sacando las hojas grandes. Esto es lógico, ya que las hojas más grandes tienen la tendencia a bloquear la luz procedente del sol, por lo tanto las hojas inferiores no reciben suficiente luz solar. Sin embargo, no es tan simple como eso.

Al quitar las hojas verdes más grandes de la planta de cannabis éstas haciendo exactamente lo contrario al objetivo en cuestión – éstas ralentizando el crecimiento, por lo tanto, la reducción de su rendimiento potencial. Un cultivador debe recordar que solo puede sacar esas hojas grandes cuando están dañadas, enfermas o comidas por las plagas o insectos. De lo contrario, mantenerlas intactas.

Otro error de novato que comúnmente se comete es quitar las hojas amarillentas demasiado pronto.estres amarillas La coloración amarilla puede ser una reacción al estrés. Dale a la planta tiempo para recuperarse. Una vez que el estrés desaparece, la planta volverá a su estado correcto, dando a sus hojas un color verde vibrante.

Si quieres lograr un crecimiento óptimo para tu cannabis, quita las ramas inferiores finas y débiles. De esta manera, se reduce el estrés de la planta y acelerar el desarrollo de la vegetación superior.

Nota: El estrés también representa una gran influencia en el sexo de tu planta. Si quieres terminar con más hembras que machos entonces procura alejar el estrés de tus plantas.

 

COMPARTE

Alan Martínez on sabtwitterAlan Martínez on sablinkedinAlan Martínez on sabinstagramAlan Martínez on sabfacebook
Alan Martínez
Redactor de contenido at DEMARIHUANA.ES
Aprendiendo y aportando conocimiento cada día al sector cannabis. Escribo noticias de actualidad y entradas relacionadas con el cultivo del cannabis.
Aunque los resultados pasados sean muy positivos, recuerda: siempe son mejorables.
the author

Aprendiendo y aportando conocimiento cada día al sector cannabis. Escribo noticias de actualidad y entradas relacionadas con el cultivo del cannabis. Aunque los resultados pasados sean muy positivos, recuerda: siempe son mejorables.

No comments yet.

HAVE SOMETHING TO SAY?